martes, 30 de junio de 2015

Tres pasos para ayudar a niños con asma

Publicado por carla en 18:35
El primer y más importante paso a seguir es tomar la decisión de controlar el asma de tu hijo. Los padres de niños asmáticos sufren una variedad de sentimientos contradictorios. El más fuerte es la preocupación natural que sientes por sus hijos ¿estas ofreciéndoles el mejor tratamiento, o existe algo en lo que no has pensado o no conoces? Luego surgen las dudas sobre si estas siendo sobreprotector o viceversa ¿si tiene hermanos/as no asmáticos los tratas de la misma forma? Quizás sienta algo de culpa que el asma haya sido heredada y por eso el hijo tenga esa condición.
 
asma
Niños con asma
Es necesario encargarse de la situación y despejar de entrada cualquier mito. No es culpa del padre o la madre. No debe considerarse distinto a la habilidad innata que puede tener una persona para los deportes o el canto, por ejemplo. Lo más recomendable es que los padres se eduquen acerca de esta condición. No hay que perder tiempo preocupándose si existen mejores tratamientos o medicamentos, sencillamente investigue. Consulte médicos, bibliotecas y la internet. La mejor prescripción es el conocimiento.


El siguiente paso es tomar conciencia sobre la salud del niño. Uno de los problemas que tienen los niños enfermos es la poca capacidad para explicar con detalle lo que sienten. Un hijo asmático difícilmente te abordará en medio de la noche y mencionará que tiene dificultades para respirar o una tos persistente. Al contrario, la condición podría empeorar al punto que los pulmones se expandirán y presionarán el estómago. En ese punto es que podrían decir que se siente mal.


Algunos niños sencillamente toman un descanso cuando se les dificulta la respiración y nunca mencionan que se encuentran sin aliento.


Si sospechas que tu hijo tiene asma, probablemente conoces los síntomas clásicos: tos; sibilancia; respiración entrecortada; cambios en el color de la piel, uñas o labios; y presión en el pecho. Pero también ten en cuenta que existen otros síntomas que sugieren la existencia de un problema: nauseas, letargo y poco apetito. Igualmente fijate si el niño se encorva mientras exhala, si se siente sin aire.


De ser posible monitorea la respiración de tu hijo mientras duerme. Así podrás saber como es la respiración cuando está relajado y determinar en cuales casos le cuesta respirar.


Seguidamente, asegurate que tu hijo tome de manera adecuada cualquier medicamento inhalado. Muchos tratamientos contra el asma se aplican a través de inhaladores y a veces es complicado para el niño entender y realizar la secuencia adecuada de respiraciones para tomar estas medicinas ¿Cuanto tiempo le tomó a tu hijo aprender a sonar su nariz adecuadamente? Existen niños que piensa que mantener la respiración es mantener los labios unidos y seguir respirando por la nariz. Otros sienten que no son capaces de mantener la respiración durante el intervalo necesario y terminan buscando aire desesperadamente.


Debes prepararte para ataques de asma y saber que hacer. Si tu hijo sufre un ataque de asma mantén la calma y resisten las ganas de abrazarlo. Aunque es una reacción natural solo lograrás apretar su pecho y dificultar aun mas la respiración.



Hay muchas cosas que los padres pueden hacer, más allá de administrar el medicamento. Puedes mejorar las condiciones cambiando el ambiente hogareño, la dieta del niño, la forma de respirar y las actividades físicas que realizan. Mientras más sepas sobre el tema, podrás controlarlo de manera más efectiva.

COPYRIGHT © CARLA DIAZ
 Foto Por Cortesía:
RED DE BLOGS "GRUPO LM"

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

CÓMO SER UNA BUENA MADRE Template by Ipietoon Blogger Template | Guía Para Padres

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...